Nuestra identidad como Siervos de Jesús encuentra su fuente primordial en la amistad que Logotipo de Oramos por ellosel Hijo de Dios nos ofrece: «No os llamo ya siervos… a vosotros os he llamado amigos» (Jn 15,15); esta amistad nos permite seguirle en su misión de servicio: «Si yo, el Señor y Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros» (Jn 13,14).

Uno de estos servicios es la iniciativa apostólica Oramos por ellos. Queremos crear una cadena de oraciones por las vocaciones a la vida consagrada y sacerdotal. Seguir las frecuentes indicaciones de la Iglesia para rogar que los jóvenes «estén atentos a la voz de Dios, que interiormente habla a su corazón y les llama a desprenderse de todo para servirle. Recemos por la Iglesia, por todas las comunidades locales, para que sean como un jardín regado en el que puedan germinar y madurar todas las semillas de vocación que Dios esparce con abundancia» (Benedicto XVI, Regina Coeli, 29 de abril de 2012).

Queremos orar por las vocaciones sacerdotales y a la vida consagrada de la Iglesia, y en particular de los Siervos de Jesús. Junto a eso, también oramos por los jóvenes que iniciarán este recorrido, por sus formadores, y desde luego por las familias, auténtica cuna de la fe y campo fértil donde las futuras vocaciones aprenden la disposición para darse al otro.

Oramos por los jóvenes que se preparan para la vida sacerdotal y consagrada porque como Iglesia que somos no podemos «dejar jamás de rogar al dueño de la mies que envíe obreros a su mies (cf. Mt 9, 38) ni de dirigir a las nuevas generaciones una nítida y valiente propuesta vocacional, ayudándoles a discernir la verdad de la llamada de Dios para que respondan a ella con generosidad; ni puede dejar la Iglesia de dedicar un cuidado especial a la formación de los candidatos al presbiterado» (San Juan Pablo II, Pastores Dabo Vobis, n. 2).

Procesión de Corpus Christi con sacerdotes y estudiantes Siervos de Jesús en Roma

Procesión de Corpus Christi con sacerdotes y estudiantes Siervos de Jesús en Roma

Oramos por los formadores, pues como dice el Papa Francisco «no hay crisis vocacional allí donde hay consagrados capaces de trasmitir, con su testimonio, la belleza de la consagración. Si no hay testimonio, si no hay coherencia, no habrá vocaciones. Y a este testimonio estáis llamados. Éste es vuestro ministerio, vuestra misión. No sois sólo maestros; sois sobre todo testigos del seguimiento de Cristo en vuestro propio carisma. Y esto se puede hacer si cada día se redescubre con alegría el hecho de ser discípulos de Jesús». (Discurso en el Congreso de formadores de la vida consagrada, 2015).

Oramos por las familias, porque la familia es también Iglesia, “Iglesia doméstica”, donde Cristo se hace presente, abriendo espacios de oración. Es lugar de evangelización, donde la fe se trasmite inicialmente y donde se vinculan las raíces de la identidad: desde lo más cercano, los afectos familiares, a la pertenencia a la Iglesia y al mundo. Por ello es el ámbito perfecto para la pedagogía vocacional.

Oramos por ellos para que perseveren en su llamado, esas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada que tanto necesitan de nuestras oraciones.

La propuesta de este apostolado de los Siervos de Jesús es unirse para formar parte de una familia espiritual en la que el único vínculo de unión y compromiso es la oración.

Benedicto XVI nos dice en su primera encíclica Deus caritas est: «Quien reza no desperdicia su tiempo, aunque todo haga pensar en una situación de emergencia y parezca impulsar sólo a la acción» (n. 36). No nos sorprende, pues, que donde se reza con fervor florezcan las vocaciones. Convencidos de esto, invitamos a todos los que nos quieran acompañar a formar una cadena de oraciones pidiendo al Señor que envíe operarios a su mies que perseveren, que ayude a las familias e ilumine a los formadores en su delicada tarea de cuidar y hacer crecer las vocaciones.

Pueden seguirnos en Twitter en @oramosporellos y unirse en nuestra web oramosporellos.com.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad