Señor, tú que me diste el que te encontrare y el ánimo para seguir buscándote, no me abandones al cansancio ni a la desesperanza. Haz que te busque siempre, y cada vez con más ardor y dame fuerzas para adelantar en tu búsqueda. Ante ti pongo mi fortaleza y, con...